La vaca

Había una vez una vaca a la que se le acercaron unos buitres para convencerla de lo lindo que sería volar. Con palabras envolventes le decían a la vaca que no tenía porque conformarse con su naturaleza que ella podía ser lo que quería, que ella era libre de elegir. No perdían oportunidad de repetir y repetir su argumento de libertad. Entonces la vaca llenó su cabeza de pajaritos se subío a una azotea muy alta y al grito de ¡Soy libre de elegir lo que quiero ser! se tiró. Los buitres se comieron el cadaver de la vaca 卐 LPLSH

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El arte de la miseria o cien millones de demonios

El infierno está en la cabeza que se mira el ombligo.

Las políticas mágicas